Una situación bastante compleja se está viviendo a lo interno del Hospital Biprovincial Quillota-Petorca, en el que varios trabajadores han resultado afectados producto de un brote de coronavirus.

En total han sido 42 los obreros que han resultado afctados, 30 de ellos son casos activos y solo 12 se han recuperado. Además, hay otros 75 trabajados en cuarentena y a la espera de sus pruebas PCR.

Ante este escenario, la Municipalidad de Quillota pidió que se apliquen nuevas medidas a la empresa. Entre ellas, el envío de un reporte de salud de todos los trabajadores, cerca de 900 en total, entre los empleados de la empresa matriz y los de la contratista.

El alcalde subrogante de Quillota, Óscar Calderón Sánchez, indicó que han pedido este reporte desde hace un buen tiempo y que este informe les llega diariamente para ver qué está ocurriendo al interior del Hospital.

«Hemos pedido a la empresa que tenga exámenes PCR y test rápidos de anticuerpos inmediatamente disponibles. Y obviamente una coordinación estrecha para lo que es el tema de la trazabilidad», indicó.

A pesar de los planteamientos hechos por la Municipalidad, el gobierno definió que esta obra es considerada prioritaria, por lo que no está considerado paralizar las obras en la última fase.