Roberto Ávila, el abogado que está representando al camarógrafo de Mega al que José Miguel Viñuela le cortó el cabello sin previo aviso, José Miranda, el conflicto radica en la desigualdad de los derechos.

Además, indicó que solicitaron ante el juzgado una cantidad monetaria de 100 millones de pesos, aunque para ellos eso es secundario.

«Esto tiene que ver con un concepto de sociedad: la gente insulta a la gente que acomoda los automóviles, gritonea al mozo en el restaurant. De eso discutimos acá», señaló a BioBioChile.

Además, Ávila explicó que el camarógrafo está con licencia médica y psiquiátrica por lo ocurrido, en estado de tensión y en un estado «que yo no pude imaginar».

«Y esto es porque si alguien se ve vejado y humillado de esta manera, a él que es un hombre soltero, mucha gente le pregunta que por qué no hizo algo o cómo lo pudieron humillar así y eso provoca conmoción», agregó el abogado.