Uno de los temas que sigue en discusión en el ámbito legislativo y político es el futuro de las AFP, cada día surgen nuevos hechos que generan molestia en los clientes y ya hay un proyecto en el Senado para buscar una forma de remplazarlas.

A esto se suma un informe realizado por la Fundación Sol, quienes explicaron, mediante un estudio muy riguroso, que el sistema de pensiones, para poder entregar pensiones suficientes, necesitaría una cantidad de dinero acumulado que 95% de los afiliados, por más que trabaje, no va a poder conseguir.

Recordemos que el monto que recibe cada pensionado al llegar el momento de su jubilación depende de valores como la rentabilidad del fondo, la esperanza de vida y las cargas familiares, aunque hay otros factores, estos son los más importantes.

Y, aunque esta pensión se entregue mediante renta vitalicia o por retiro programado, también implica grandes problemas como, por ejemplo, la reducción de los montos con el pasar del tiempo.

Un ejemplo de la Fundación Sol se basa en el impacto que tuvo el mercado mundial en las pensiones, mostrando así que entre enero y abril se registraron pérdidas por cerca de los 27.108 millones de dólares, un 12,7% del total ahorrado en todos los fondos.

¿Cómo se conforma el monto de las pensiones?

El estudio sugiere que, para llegar a este cálculo, hay un amplio número de alternativas que suman en el sistema chileno y que, según la investigación «contravienen la seguridad social».

Un ejemplo es el ahorro en los hombre de entre 60 y 65 años. En este caso se reveló que 10,4% de los que están afiliados (aproximadamente 32.000 personas) ahorraron montos que van por cerca de los $50 y $80 millones. En el caso de que este tenga un cónyugue menor, cobraría una pensión cercana a los 245.536 pesos, pero esta disminuiría si se hace mediante retiro programado, en el caso de la renta vitalicia, solo cobraría 197.180 pesos.

Además, también se observa en este estudio que la mayoría de los hombres de entre 60 y 65 años, solo 28,8% registró menos de 10 millones de pesos en su cuenta, además, 3 de cada 4 tiene menos de 50 millones de pesos.

Si nos vamos al caso de las mujeres, observamos que 61,7% de ellas tiene menos de 10 millones de pesos ahorrados y que 9 de cada 10 tiene menos de 50 millones de pesos. Si de hace una comparación con los hombres, solo 2,6% de ellas tiene más de 100 millones de pesos ahorrados.

Es así como, si se retomara el caso de los hombres de entre 60 y 65 años que llegaron a alcanzar solo $10 millones de pesos ahorrados, entonces su pensión por retiro programado sería de apenas 49.107 pesos, mientras que por renta vitalicia llegaría hasta 39.436 pesos.

En cuanto a las mujeres, uno de los ejemplos más importantes sobre el cálculo de la pensión es el siguiente: una mujer que jubila a los 60 años y que tiene un cónyugue 3 años mayor y alcanzó solo los 10 millones de pesos de ahorro, apenas cobraría por renta vitalicia 33.469 pesos y por retiro programado sería de 43.089 pesos.

Si esta misma mujer tuviese ahorrados $30 millones de pesos, entonces, su pensión por retiro programado sería de 129.268 pesos y la renta vitalicia alcanzaría los 100.406 pesos.

Retiro programado y drásticas reducciones en los montos de las AFP

Uno de los resultados más sorprendentes del estudio se basa la forma en la que bajan las pensiones por retiro programado, así pues una mujer que jubile a sus 60 años y haya ahorrado 50 millones de pesos con un cónyugue 3 años mayor, va a recibir su primer año montos por los 215.000 pesos, pero cuando cumpla los 75 años, estos van a bajar a 201.000 pesos, habrá otra reducción a 171.000 pesos cuando cumpla 85. SIn embargo, en caso de que esta persona viva hasta los 110 años, entonces recibirá una pensión de apenas 307 pesos.

Por último, el estudio concluye que, para poder pagar pensiones realmente buenas mediante este sistema, «es necesario que ocurra un salto cuántico en el mercado laboral de Chile, el cual permita mejorar los salarios, la formalización y estabilidad de los empleos como nunca se ha hecho en las últimas 4 décadas para poder pagar pensiones que permitan vivir bajo las AFP y el Pilar Solidario».

Si desea leer el estudio completo, puede hacer clic aquí