Un caso de escándalo estalló en la región de O’Higgins cuando el alcalde de Graneros, Claudio Segovia, aseguró que entregó a una persona positiva para Covid-19 drogas para que no saliera de su casa.

Esta situación fue dada a conocer por el mismo edil en Radio Aconcagua, ahí el alcalde indicó que se vio en la obligación de entregar una «sustancia» a una persona que tiene la cepa.

«Una persona drogadicta quedó con coronavirus, angustiado en su casa, me dijo: mire, yo voy a salir porque necesito drogas y tuvimos que proveerlo de drogas para que no saliera».

El locutor, al escuchar estas declaraciones, le pidió al alcalde rectificar sobre lo que dijo, a lo que él respondió «Sí, así de claro, nosotros tuvimos que proveerlo de sustancias y pedirle a las personas que lo pudieran proveer para que no saliera a la calle».

Cuando se le preguntó cuál era esa sustancia que entregó, Segovia dijo que era algo que mantendría en «extrema reserva» añadiendo que «aquí hay una persona drogadicta y nadie se preocupó de ese detalle, de que el drogadicto necesita proveerse de sustancias para vivir».

Aclaración de Segovia

Sin embargo, el propio edil aclaró que no todas las drogas son ilícitas y que, en este caso, se trataba de un ansiolítico, por lo que fuet tratado como un mal entendido.

«Había una persona que tenía una adicción, una droga que es un medicamento y que tuvimos que entregársela nosotros porque estaba desesperado», indicó Segovia a Radio Bío Bío en referencia a esta situación puntual.

El edil también justificó la entrega de este medicamento, ya que las autoridades sanitarias de la región no tomaron en cuenta esta situaciones y no mostraron preocupación por este ciudadano que requería de esta droga para poder sobrevivir.

Desde la intendencia de O’Higgins anunciaron que van a interponer una denuncia en la Fiscalía por este hecho concreto