Seis días han pasado desde que se perdió rastro de la joven de 16 años, Ámbar Cornejo, en la comuna de Villa Alemana.

Las búsquedas han sido intensas y las pericias permitieron dilucidar muestra de material genético en la casa de la madre de la menor, lugar a la que Ámbar se dirigió para ir a buscar el dinero de la pensión que le envió su padre.

Un vecino de Ámbar, Cristián Fuenzalida, comentó que el miércoles 29 de julio vio Ámbar Cornejo en la calle Covadonga: “La niña venía subiendo, venía llorando, venía con un jeans azul con unos cortes acá adelante, con algo negro aquí arriba. Me llamó la atención porque la niña venía llorando, miraba hacia atrás como que la estuvieran siguiendo, algo le pasaba a la niña”, aseguró.

Frente a este relato, la tía de Ámbar y denunciante de la desaparición de la joven de 16 años, Maritza García, respondió: “Yo a él no lo conozco, nunca lo había visto no sé quién es. Él lo que relata es que, en el fondo, cuando ella venía saliendo de mi casa ella venía como llorando y como angustiada, y es raro”.

“Es muy raro que ella haya querido desaparecer, ella decía que estaba muy agradecida de nosotros y de tener una familia”, aseguró Maritza.