El caso de Karina Cuevas generó una ola de crítica en el Biobío y todo el país, el pasado 2 de enero la joven habría sido violada en un camping ubicado en Nahuelbuta luego de una fiesta de Año Nuevo, días después, se quitó la vida.

Luego de conocerse lo ocurrido, el caso pasó al Ministerio Público y el acusado de abuso sexual, un amigo de ella, indicó su versión de lo sucedido, negando que fuera abuso sexual.

«Yo nunca he dicho que no estuve con ella, yo estuve con ella, pero eso no fue violación, fue mutuo (…) Entonces pienso que se sintió arrepentida o que se olvidó, no se acordaba», señaló el sujeto a Meganoticias.

Sin embargo, una amiga de la joven no comparte esta versión, pues ella señaló que el 2 de enero, en horas de la mañana, ella la despertó llorando y «me fue a golpear la carpa, se sentó y lo único que hacía era llorar, ahí me dijo: ‘él me violó'»