Las medidas de confinamiento y cuarentena aplicadas en Viña del Mar y Valparaíso están empezando a surtir los efectos esperados.

Y es que en la región han bajado los casos activos de coronavirus de acuerdo con el último informe epidemiológico.

En el caso de Valparaíso, los casos activos pasaron de 490 a 417, mientras que en Viña del Mar hubo una reducción de 479 a 405 casos.

Sin embargo, Quillota y Villa Alemana preocupan por sus incrementos en el número de casos activos. La primera pasó de 247 a 274 y la segunda de 189 a 203, por lo que las autoridades siguen haciendo esfuerzos para contener la situación.