Las medidas de cuarentenas que han impuesto distintos países de Latinoamérica y el mundo, han tenido un impacto importante en la reducción de emisiones de CO2 o dióxido de carbono.

Recientemente, la revista científica Nature Climate Change publicó un artículo en el que, mediante un estudio, demuestra la considerable reducción de las emisiones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), las cuales ha caído en 17% si se hace una comparación con los mismos niveles a mediados de 2019.

Pero eso no es todo, tambien se han reducido las emisiones en los transportes superficiales como los viajes en vehículos particulares en 43% y también las del sector industrial y energético en 43%.

Aunque la aviación es el sector que más resultó golpeado debido a las medidas de aislamiento, su impacto fue poco significante en la reducción del dióxido de Carbono, apenas 10% a nivel global. En cuanto a los países individuales, las emisiones tuvieron dismunuciones de hasta 26% tras sus periodos de confinamiento.

La profesora de la Universidad de East Anglia, Corinne Le Quéré, explicó en este análisis que «el confinamiento de la población ha llevado a grandes cambios drásticos en el uso de la energía y las emisiones de CO2. Sin embargo, es probable que las disminuciones sean temporales, ya que no hay cambios estructurales en los sistemas económicos, de transporte y de energía».

Para la académica, la forma en la que los líderes mundiales aborden el cambio climático para planificar sus economías luego del Covid-19, será un factor determinante para las emisiones de CO2 en el futuro. Agregó que hay oportunidad de hacer cambios reales en las economías.

«En ciudades y suburbios se puede apoyar el caminar y andar en bicicleta, así como el uso de bicicletas eléctricas que son mucho más baratas y mejores para el bienestar y la calidad del aire», explicó.

¿Cuáles son los países que más han colaborado con la reducción en las emisiones?

El estudio contempló un total de 69 países del mundo, los cuales son responsables de 97% de las emisiones de CO2. Durante el pico del confinamiento, las naciones responsables del 89% de emisiones, se encontraban bajo medidas de confinamiento.

Se prevé que el impacto de las medidas de confinamiento ayuden a la reducción de las emisiones entre 4% y 7% en 2020, aunque todo dependerá del tiempo que duren estas medidas y el alcance de la recuperación económica. Si las condiciones previas a la pandemia regresan para mediados de junio, el año cerraría con 4% menos de emisiones, pero si se mantienen en algunos países, el porcentaje asciente a 7%.

Entre los países que contempla el estudio, se puede observar que China redujo sus emisiones en 23,9%, EE UU (31,6%), Luxemburgo (44,6%), Nueva Zelanda (41,1%), España (31,9%) Francia (34%), Italia (27,7%) y Alemania (24,4%). El total de Europa fue de 27%.

¿Y en Latinoamérica cómo fue la reducción?

El estudio contempló entre los países a 5 naciones latinoamericanas, entre ellas a Chile, que tiene un parque industrial importante en la región.

Las disminuciones fueron en Colombia (36,5%), Venezuela (29,5%), Argentina (27,3%), México y Chile qudaron ambos en el cuarto lugar con 20,1% de reducciones de CO2.

El coautor del estudio, profesor Rob Jackson de la Universidad de Standford y presidente el Proyecto Global de Carbono explicó que «la caída de las emisiones ha venido de manera sustancias, pero ilustra la necesidad de crear nuevos compromisos climáticos. Necesitamos un cambios sistémico a través de la energía verde y no una reducción producto del comportamiento forzado».

Además, los autores advirtieron que, la necesidad de impulsar paquetes de estímulo económico, no debe hacer que aumenten las emisiones a futuro tras retrasar los «New Green Deals».

«Existen oportunidades para crear cambios reales, duraderos y ser más resistentes a crisis futuras mediante la implementación de paquetes de ayuda económica que ayuden a cumplir con los objetivos climáticos», sentenció Le Quéré.