Después de que se anunciara un paro de transportes para este miércoles 1 de junio al que se unirían varias líneas, se realizaron una serie de reuniones entre el gobierno y y autoridades del sector.

Es así como se contempló el traspaso directo a los conductores de 22% del subsidio que el Estado da a estas empresas por las rebajas a adultos mayores.

Además, también se contemplan nuevas medidas de sanidad para evitar contagios producto del Covid-19.

El seremi de Transporte, José Emilio Guzmán, señaló que este acuerdo se llegó hasta en 95% con los conductores y solo quedaría un grupo muy pequeño que sí se iría a paro.

También se acordó llegar a un plan de contingencia para aquellos sectores y comunas que llevarán la paralización adelante, este incluirá el reforzamiento con taxis colectivos y con transporte subsidiado en aquellas zonas de difícil acceso.