La Contraloría declaró ilegal el segundo contrato suscrito entre el Servicio de Salud Metropolitano Norte y Espacio Riesco. La razón expuesta por el organismo es que se detectó que hay pagos duplicados en el documento que establece la prestación de servicios de habilitación del recinto y mantenimiento de la infraestructura básica del centro hospitalario de emergencia.

“No procede que en el objeto del contrato de prestación de servicios en estudio se consideren aspectos ya comprendidos en el aludido contrato de arrendamiento, como ocurre con una parte de las prestaciones que se contemplan”, aseguraron los expertos del caso. Asimismo de acuerdo a la Contraloría, la habilitación y mantención de la infraestructura básica del recinto ya estaba contenida en el primer contrato de arrendamiento suscrito entre Subsecretaría de Redes Asistenciales y la empresa el 25 de marzo de pasado.

Por otro la si bien la cláusula dice que el valor total a pagar hasta el 31 de julio de 2020: “No excederá a la suma de 1.600.000.000 pesos por todas las prestaciones comprendidas en las tres fases de los servicios objeto de este contrato”, Contraloría remarca que: “No se advierte justificación para que se establezca el pago de determinadas prestaciones consignadas en el aludido anexo 1 del contrato en examen”, tal como reza la declaración del ente.

También se señala que el Servicio de Salud Metropolitano Norte: “No ha aportado antecedentes que sustenten los valores que se asignan a las distintas prestaciones”. Por lo que la Contraloría llamó al servicio a subsanar estas observaciones «con el envío de los antecedentes al organismo de control».

En respuesta, el Servicio de Salud Metropolitano Norte confirmó que: “Este servicio realizará todas las gestiones necesarias para subsanar las observaciones notificadas por el órgano contralor”. Además, precisaron que esta situación “no pone en riesgo” la atención entregada en el centro hospitalario ni la continuidad de su funcionamiento.