Este viernes, la Contraloría General de la República ofició a Carabineros por el caso de una mujer que acusó ser detenida durante toque de queda cuando iba a realizar una denuncia por violación.

Finalmente, se decretó que la detención fue ilegal y se fijó una audiencia de comunicación de no perseverar que se realizará el jueves de la próxima semana.

Así, el órgano resolvió oficiar “a Carabineros para que, en plazo de 10 días, dé respuesta sobre medidas tomadas por denuncia” y para que informen del caso.

En la versión de Carabineros, la mujer no habría señalado la presunta violación sino hasta llegar a un recinto asistencial acompañada de los propios uniformados.

“Se encontraba en un horario de toque de queda, a raíz de esta situación dicha mujer fue detenida por infracción al articulo 318 del Código Penal. En el lugar ella no manifestó ninguna circunstancia anexa”, sostuvo el mayor Ítalo Roco, comisario de Carabineros de Pichilemu.