El gobernador de Quillota, Iván Cisternas, concurrió hasta el Retén El Melón para dar a conocer un ataque que recibió un funcionario de Carabineros por parte de individuos que lo abordaron mientras estaba de franco.

El cabo salió a un minimarket a comprar algunas cosas y dos sujetos lo atacaron, ambos conocidos como «el Tenchi» y «el Josuelo», el último menor de edad. Al hombre lo amenazaron de muerte y le propinaron una punzada en el tórax.

El hombre logró avisar lo ocurrido y llegaron funcionarios policiales a auxiliarle, los delincuentes se dieron a la fuga, pero lograron ser capturados en el domicilio de uno de ellos.

El gobernador de Quillota llegó hasta El Melón para visitar al funcionario y brindarle apoyo a los Carabineros que estuvieron en estas detenciones.