Una familia de Valparaíso denuncia que una vez recibidos los cachorros que parió su perra «Lola», todos empezaron a morir de uno a uno.

La mascota, una bulldog francés, tuvo a sus perritos en una clínica veterinaria porteña y uno a uno empezaron a Morir, ninguno se salvó.

De acuerdo con lo señalado por una segunda veterinarias estos cachorritos habrían muerto quemados por un guatero con el que estaban siendo abrigado los perros tras nacer.

«Me los entregan a mí para que me los lleve sin decir nada, ni siquiera hubo intento por reparar el error. Los mandaron a casa a morir», señaló el dueño a La Estrella de Valparaíso.