La diputada por la Unión Demócrata Independiente (UDI), María José Hoffmann, se refirió junto con el diputado de Renovación Nacional, Diego Schalper, sobre el Ingreso Familiar de Emergencia, proyecto que fue vetado por Piñera tras no aprobarse un mecanismo para su entrega.

La situación se produjo en el matinal Bienvenidos el pasado, lunes ahí se presentó el debate sobre este ingreso complementario para la clase media, pero los montos han sido rechazados por la oposición  ya que los consideran insuficientes.

La iniciativa original de este ingreso es que sería de 65.000 pesos por tres meses. Sin embargo, la periodista de este espacio le preguntó a Hoffmann si ella podía vivir con esa cantidad de dinero.

Su respuesta no se hizo esperar y ahí empezó a explicar su punto de vista: «Por supuesto que nos gustaría que fuera aún más, es una ayuda que las personas no pueden seguir esperando. El esfuerzo que estamos haciendo como país es enorme».

Fue entonces cuando la parlamentaria agregó que no se trataba de un tema de falta de recursos, sino de otros principios: «Yo espero que el gobierno no suba el monto porque la crisis no se acaba ahora. A la izquierda le encanta que las personas vivan del Estado, pero nosotros no queremos que dependan del Estado», indicó.

Hacienda aprobó el veto al Ingreso Familiar de emergencia

La Comisión de Hacienda de la Camara de Diputados aprobó el veto presidencial que ingresó al gobierno sobre el Ingreso Familiar de Emergencia, contó con 11 votos a favor y solo 2 abstenciones.

Dentro de los cambios que ingresó el gobierno al veto, se incluyó a aquellas personas que viven con ingresos informales hasta 60% de registro social de hogar, para que reciban el beneficio.

También se incluyó a los mayores de 70 años que, por reglas de ingreso, pudiesen quedar excluidos por el solo hecho de vivir solos.

Finalmente, se aprobó

Luego de una larga discusión la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó el veto presidencial introducido por el gobierno sobre el Ingreso Familiar de Emergencia, la iniciativa fue respaldada por una amplia mayoría en la cámara baja y se despachó al Senado. Si este último la aprueba, queda lista para ser ley.

Aunque los montos se mantendrán iguales con respecto al proyecto original (la oposición pedía por lo menos 90.000 pesos) sí se hicieron cambios a la cobertura del mismo como los pedían los parlamentarios opositores.

En este veto presidencial se estableció una nueva tabla para los beneficiarios del proyecto, los cuales recibirían el monto en tres meses de forma decreciente. Es decir, el primes mes se entregará un 100% del monto, el segundo mes un 85% y el tercer mes un 70%.

Así, por ejemplo, los hogares en los que viva una sola persona, recibirán 65.000 pesos el primer mes, luego 55.250 pesos y por último 45.500. Para familias que tengan dos o más ingresos, recibirán 494.000 pesos el primer mes, 419.900 el segundo y terminarán con 345.800 pesos en último mes, de acuerdo con lo establecido por el proyecto.

Los beneficiarios serán los que pertenezcan al 90% más vulnerable de acuerdo con el Intrumento de Catacterización económica (ICE), 60% más vulnerable tomando en cuenta el Indicador Socioeconómico de Emergencia (ISE) con integrantes mayores de edad que no reciban ingresos.