Las grandes inversiones para los ejércitos parece ser una constante que se repite a lo largo y ancho de todo el planeta tierra y la historia.

Los gobiernos de todo el mundo gastan anualmente cantidades exorbitantes de dinero con el fin de dotar a sus soldados de los mejores equipos bélicos.

Sin embargo, en medio de la pandemia mundial que ha significado el Coronavirus y la crisis económica que este representa, resulta poco lógico un gasto de tales magnitudes. Por ello, el gobierno chileno ha sido duramente criticado debido a un desembolso calculado en $90 millones en espadas para el ejército.

90 millones de pesos desembolsó el Ejército de Chile por la compra de espadas. Está corresponde a la adquisición del Almacén Militar como parte del uniforme institucional, que se realiza todos los años.

Como era lógico, la eventual adquisición justo en medio de la pandemia mundial que representa el Covid-19, generó muchos cuestionamientos en la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputadas y Diputados y malestar en todos los chilenos. Cabe destacar que la compra de estos elementos se realiza todos los años.

Esto con los fondos presupuestarios asignados, y por la vía de la ley de compras públicas. El precio estipulado para la cantidad de 20 espadas para oficial general con caja velour es 34 millones, 510 mil pesos con IVA incluido, y de 260 espadas para oficiales y suboficiales mayores es de 57 millones 393 mil 700 con IVA incluido, lo que daría un total de 91 millones 903 mil 700 pesos.

Jorge Brito, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputadas y Diputados y militante de Revolución Democrática, afirmó que esta eventual compra no ayuda ni a la contención del virus, ni que al país esté mejor.

“Esto sólo ayuda a dividir y le pedimos al ministro Espina que haga su trabajo, que evite estos hechos escandalosos”, señaló Brito.

Por su parte, Álvaro Carte, diputado de la UDI, dijo esperar que el dinero pueda ser redestinado para los funcionarios del Ejército que están en las calles.

“Pido al ministro que muestre un gesto y evitemos este tipo de cosas. Claramente estaba asignado desde hace mucho antes este dinero para comprar los sables”, señaló.