Hace algunos días se dio a conocer una triste y preocupante situación en Brasil, luego de que en las costas de Juquehy se encontrara un pingüino sin vida entre distintos residuos médicos.

Tras percatarse de esto, las autoridades pertinentes hicieron una autopsia y se descubrió que en el estómago del animal había una mascarillas N-95. Lo anterior ha puesto a distintos grupos animalistas y ambientalistas en alerta por los efectos que pueden tener los residuos médicos en los distintos ecosistemas.

El procedimiento quirúrgico que se llevó a cabo post muerte tenía como objetivo averiguar la causa de su fallecimiento y, a pesar de que se encontrara la mascarilla en el interior del pingüino, aún no se sabe con claridad cuál fue la causa.

Hugo Gallo Neto, Presidente del Instituto Argonauta en Sao Pablo, afirmó que las acumulaciones de los residuos que ha dejado la pandemia pueden tener clara relación con el descarte inadecuado de estos.

En este sentido, la bióloga Carla Beatriz Barbosa, precisó que Brasil tiene un grave problema con sus políticas ya que son poco eficientes en el combate a la cuestión de la basura en el mar.