Chile sigue dando de qué hablar en el mundo, pero no precisamente por cosas buenas o realmente positivas, especialmente en estos tiempos tan difíciles producto de la pandemia.

Y es que un estudio de la Oficina Nacional de Investigación Económica (National Bureau of Economic Research NBER) y cuyas cifras fueron publicadas por el diario El Mercurio, mostraron una realidad muy preocupante.

Se trata de un sondeo aplicado en 58 países y a más de 100.000 personas, esto con la finalidad de preguntarles qué tanto se estaban lavando las manos y resperando el distanciamiento social.

¿Qué cifras arrojó Chile?

En cuanto al lavado de manos, el resultado fue de 75% de personas que cumplen con esta medida desde que se confirmó el primer caso de coronavirus el pasado 3 de marzo, esta es la segunda cifra más baja, en primer lugar está Sudáfrica.

Pero tampoco el distanciemiento arrojó un buen resultado, y es que menos de 50% de los chilenos encuestados indicaron que respetan esta medida, solo siendo superado por Japón, el país asiático que empezó con un panorama muy complicado la pandemia, pero ha podido controlarla.

Dentro de los países que más están cumpliendo con estas medidas de cuidado para evitar contagios están España, Portugal y Argentina.

Además, menos de 80% de los chilenos dijo que adoptó acogerse a una cuarentena voluntaria para poder prevenir los contagios, el país quedó en la posición número 12 del sondeo.

¿Y qué dicen las autoridades?

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, se refirió durante el informe diario del comportamiento del coronavirus en el país sobre esta situación, indicando que «nos preocupa vivamente».

«Eso repercute inmediatamente sobre la presión de nuestro sistema asistencial, la presión sobre nuestros tabajadores de la salud va a seguir siendo muy intensa», dijo el encargado de la cartera sanitaria.

Mañalich además recalcó que «no se complente que se vaya a una fiesta, que se vaya a una celebración, que haya una reunión social, y es esa responsabilidad y la de cada uno de nosotos la que debemos entender. Hago un llamado a la corresponsabilidad, que el vecino, la vecina, haga algo que no es correcto, tiene una repercusión en mí».

Además, antes de finalizar en punto de prensa, nuevamente el ministro hizo un llamado a la reflexión, pidieron que «perseveren en el esfuerzo».

«Háganlo pensando en la doctora, el doctor que está sufriendo, la enfermera que ha dejado a sus hijos para acudir a su trabajo, yo les ruego que hoy dirijamos nuestros pensamientos a todas estas personas», sentenció.

No se cumplen a cabalidad las medidas

Durante los meses que ha estado la pandemia en Chile, se ha observado como una serie de personas y grupos aislados no ha cumplido con el distanciamiento y las medidas de prevención del coronavirus.

En distintas zonas del país se han detectado fiestas clandestinas, lugares que adaptan para hacer celebraciones y evadir controles policiales, así como la venta de licores y sustancias ilícitas en estos establecimientos.

La primera de ellas descubierta fue en la comuna de Maipú, luego se descubrió otra en Santiago Centro. Tambien ha habido bares y otros centros que se han mantenido abiertos de forma oculta, hasta que los vecinos constatan y hacen la denuncia a Carabineros u otros organismos.

Las autoridades sanitarias han anunciado medidas para este tipo de actos como multas que podrían llegar a los $50 millones, sin embargo, siguen ocurriendo, incluso se promocionan por las redes sociales.

A la fecha, el país ya registra casi 80.000 casos de este virus y más de 800 fallecidos, la ocupación de camas críticas llegó a 95% en la RM y hay más de 1.200 personas en todo el territorio conectadas a un respirador artificial.