Filipinas.- Un cachorro bastante extraño nació en el país asiático, pues solo tenía un ojo, sin nariz y con dos lenguas.

Los otros hermanitos del perrito nacieron en perfectas condiciones, solo este nació con estas malformaciones luego del parto.

La dueña del extraño ejemplar, Amie de Martin, tuvo una gran sorpresa al ver al perrito en estas condiciones y compartió las fotos en sus redes sociales.

A pesar de que intentaron que viviera, su genética no se lo permitía, ya que no se iba a alimentar correctamente, ni tampoco iba a poder respirar.

Los expertos sugieren que esto pudo deberse a que la madre del cachorro estaba en avanzada edad y por eso el cerebro del animal no se dividió en dos hemisferios.