Luego de sufrir varias amenazas y hasta intento de quemar el inmueble, la familia de Hugo Bustamante, único imputado por el crimen de Ámbar Cornejo, tuvo que salir y dejar el terreno donde fue encontrada la adolescente.

Mientras continúan las manifestaciones tras la brutal violación con femicidio de la menor Ámbar Cornejo en Villa Alemana y se conoció este lunes la medida cautelar de prisión preventiva para el hasta ahora único imputado a quien se le atribuye la responsabilidad del crimen, Hugo Bustamente, el panorama para la familia del imputado ha sido desalentador.

Ello, porque han sido objeto de constantes ataques y amenazas en el pequeño terreno de calle Covadonga, en cuya parte trasera se ubica la mediagua donde habitaba Bustamante y donde fue encontrado en recipientes plásticos el cuerpo de la adolescente.

Es importante recalcar que en la parte delantera está la vivienda de familiar de Bustamante, que ha recibido constantes ataques de piedras por parte de desconocidos. Durante esta jornada un camión llegó hasta el frontis de la vivienda y para comenzar a subir los enseres de la casa principal.

Una de las hermanas de Bustamante detalló que: “Tuve que llevármelos a todos, a todos arrancar. Yo entiendo a los vecinos, yo soy nacida y criada aquí, mi familia es nacida y criada aquí y por la culpa de este infeliz van a tener que salir arrancando”.