Este miércoles el gobierno informó que, como medida de contención del coronavirus en la región de Valparaíso, se decidió aplicar una «Cuarentena Centralizada», medida que complementará a los lineamientos ya tomados como los cordones sanitarios y las aduanas en las principales rutas y carreteras

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó más temprano que la región de Valparaíso no tiene resultados que avalen una cuarentena total, aunque no descartó que esta pudiese suceder más adelante, dependiendo de cómo se desarrolle la pandemia.

En el caso de la región, se acordó acentuar el cordón sanitario en San Antonio y las residencias sanitarias obligatorias para los casos positivos, de esta manera, se buscaría aislar a estas personas.

La cuarentena centralizada: ¿Qué es?

Esta medida fue adoptada desde el gobierno central para poder contener los contagios en Valparaíso, Viña del Mar y San Antonio, comunas que ya suman entre las tres 683 casos positivos.

«Se va a proceder a trasladar a los contagios que son Covid positivo y a aquellos que no tienen un lugar adecuado para hacer su cuarentena a residencias sanitarias de forma obligatoria», indicó el intendente Jorge Martínez en el reporte diario de la región.

Con esta medida, lo que se busca es que aquellos que no cumplen con un domicilio adecuado (baño para asearse, habitación particular, entre otros) sean llevados de forma voluntaria u obligatoria a estas residencias. A estos ciudadanos se les tomaría un control para que no salgan de sus domicilios si cumplen con las condiciones.

«En estas tres comunas solo tienen contagio activo 683 personas, es decir, un 0,08% de la población, pero no es que los 772.000 habitantes se encierran, sino que aquellos que puedan contagiar a otros, ellos sí se encierren, ponerlos en un sistema que llamamos ‘cuarentena centralizada’ y que ha sido ocupado en otros países del mundo exitosamente» explicó la autoridad regional.

Además, el intendente Jorge Martínez agregó que, de ser necesario, se pueden adoptar nuevas medidas sanitarias para estas comunas, pero dependerá de lo que decida el gobierno central.

El seremi (s) de Salud, Jaime Jamett, explicó que se espera aumentar en Valparaíso el número de camas disponibles de 2.400 a 4.000 en el más corto plazo para poder llevar a cabo esta cuarentena centralizada.

«Estaremos trabajando con personas que están confirmadas como casos positivos y que en sus entornos familiares o personales no cumplen con las condiciones adecuadas, se les solicitará que vayan a estas residencias sanitarias, pero de ser necesario, solicitaremos el apoyo de la fuerza pública».

Se descarta cuarentena general

A pesar del pedido mediante una carta de autoridades políticas y sanitarias de la región, el ministro de Salud descartó que en Valparaíso se aplique, por el momento, esta medida.

La región tiene más de 2.500 casos totales de coronavirus y han fallecido 58 personas producto de esta cepa, precisamente las comunas más afectadas son Valparaíso, Quilpué, Viña del Mar y San Antonio.

Aunque Mañalich sí indicó que se acentuarían las medidas de residencias sanitarias para estas personas, aunque no indicó cómo se haría, lo que después fue profundizado por las autoridades regionales en su reporte diario sobre el comportamiento del virus.

Este martes, Jaime Jamett había sido informado de la carta que presentaron distintas autoridades e indicó que veían con preocupación el aumento de los casos en la región, por lo que informó al ministerio para «tomar más en serio» la medida de cuarentena.