Hace algunos días, se desató la polémica en torno a la atención médica. Y es que a una sargento de los carabineros se le negó la atención en un centro hospitalario de Melipilla.

De esa manera lo hizo público la oficial en denuncias que salieron a la luz horas después del incidente. Ahora, días después del hecho, la militar detalla mayor información acerca de la incómoda situación en plena crisis de pandemia por el Covid-19.

Irene Aravena, sargento de Carabineros de Melipilla que denunció al hospital de la comuna por negarle la atención, reiteró su versión de los hechos que habrían ocurrido el pasado 18 de junio. Esto, tras el desmentido realizado por el Colegio Médico.

En entrevista con La Tercera. la carabinera contó que estuvo trabajando en el cordón sanitario de Melipilla cuando comenzó a sentir dolor al respirar.

A raíz de esta situación, pidió permiso para ir al hospital y practicarse la prueba PCR. Según explicó, llegó al recinto médico a eso de las 16:00 horas.

«Yo no iba por una licencia médica, y se lo dije: no vengo por eso, vengo a hacerme el PCR, como el resto de mis compañeros», relató la mujer.

«Cuando voy de vuelta al hall para llamar a mis superiores y dar cuenta de la situación, escucho desde un box de urgencias que tres personas conversan, dos hombres y una mujer, y dado el silencio que había, escucho una voz masculina decir ‘está lleno de pacos. No atenderemos pacos’. Textual», acusó.

Relato de carabinera

«Estaba un doctor sentado frente a un computador, el doctor Rony Navas, muy amable, nos dice que nos hará el PCR (…) Cuando está por empezar el examen llega otro doctor, de inmediato reconocí su voz y su acento, y era el que antes había dicho ‘no atenderemos pacos’. Mira al enfermero y le dice: ‘No, retírese’”.

“Comenzó a explicarme que no nos podían hacer el examen porque no figuramos en el sistema de prevención de Dipreca, le dije que no quería eso, solo necesitaba el examen, porque tenía dos hijos y trabajo en labores de fiscalización. Finalmente le pregunto: ‘¿Me hará el examen?’. ‘No’, me dijo.

Me retiré, pedí el Dato de Atención de Urgencia y me fui, pero al mirarlo me di cuenta que decía que sí me habían practicado el examen por coronavirus», detalló.

Finalmente, Aravena debió ir hasta el Hospital de Carabineros a realizarse el PCR, el que finalmente dio un resultado negativo.