El hombre acusado por abuso sexual reiterado contra una joven de 14 años por video publicado en la red social Tik Tok quedó en libertad una vez que se pagara su fianza.

El fiscal había solicitado que se decretara al imputado, de nombre Juan Collío, como un peligro para la sociedad, pero el tribunal no acogió sus argumentos y determinó que solo existía peligro de fuga, por lo que se estableció una fianza de $4 millones.

Ante esta situación, la fiscalía introdujo un recurso de apelación para revertir la decisión tomada y que el sujeto siga en prisión preventiva hasta que culmine la investigación, pero fue declarado inadmisible.

Es así como la Corte de Apelaciones decidirá esta semana si la libertad del imputado es o no un peligro para la sociedad.