Carabineros recibió este martes en horas de la madrugada una denuncia por violencia intrafamiliar contra una mujer en La Ligua.

Ante esta situación, los funcionarios acudieron al domicilio en el que estaba el presunto agresor y no lo encontraron al principio, pues se había escondido en el espacio de las tablas que soportan la vivienda para evitar a las autoridades.

Sin embargo, el hombre al final fue detenido por lesiones menos graves en actos de violencia intrafamiliar y también por tener en posesión más de 29 plantas de cannabis, reseña El Observador.

El fiscal de turno se dispuso a que el imputado pasase a control de detención este martes mientras que las plantas fueron trasladadas al departamento de salud.