Luis Escobar, director del Hospital de San José, explicó en horas de la mañana que, en efecto, las fotos difundidas en las redes sociales sobre cadáveres fallecidos en este hospital son verdaderas y fueron tomadas en el recinto.

Sin embargo, el profesional de la salud indicó que no hay ningún muerto en los pasillos del hospital, las imágenes serían de la Unidad de Anatomía Patológica (sitio en el que los hospitales depositan los cadáveres).

Escobar no dejó de reconocer que sí ha habido un aumento en el número de fallecidos ante el avance del Covid-19, recalcando que «este es un hospital  y hay personas que fallecen por otras razones».

Además, reconoció que presentan problemas para manejar a los fallecidos y que no pueden hacerlo completamente. También se refirió a que, normalmente, tienen una mortalidad de entre 5 a 7 personas por día, situación que se ha incrementado por el coronavirus.

«Hay un aumento en la mortalidad que es real, pero tenemos que saberlo manejar Con nuestra capacidad normal, no podemos manejarlo»

Retiro de cadáveres lento

Otra de las situaciones que denunció es el retiro lento de los cadáveres debido a las dificultades que se presentan debido al Covid-19, así como las cuarentenas de los familiares del fallecido o la muerte de personas que no han sido identificadas.

«Estamos en proceso de adquisición de una cámara mortuoria para poder manejar adecuadamente estos cadáveres, mientras tanto, estamos en proceso de trasladarlos gracias al Servicio Médico Legal», reiteró.

Sin embargo, el funcionario no dejó de calificar la situación de divulgación de las imágenes de «lamentable y dolorosa» al considerar que «actuar con morbo y hacer un festín de una situación que para mucha gente es dolorosa no está nada bien».

De acuerdo con los detalles ofrecidos por Escobar, de 11 pacientes que fallecieron el día jueves, cinco de ellos tenían Covid-19, sin embargo, aseguró que al momento tienen 21 cuerpos debido a las razones expuestas anteriomente.

Con respecto a las esperas en el recinto para quienes acuden a urgencias, sostuvo que «si un paciente llega en estado de gravedad, gran parte de los recursos humanos disponibles irán hacia la atención de este, por lo que otros menos graves deberán esperar».

Denuncias de falta de ventiladores

Recientemente, un médico del centro asistencial había dicho que un paciente de 36 años que murió de coronavirus y no se pudo salvar porque no habían ventiladores mecánicos disponibles.

Esto se hizo viral luego de que la Federación de Asociaciones de Salud Pública hiciera la denuncia mediante Twitter y distintos medios la replicaran.

Rapidamente el subsecretario Arturo Zúñiga desmintió esta situación y dijo que no hubo ninguna falla por parte de los ventiladores mecánicos, aseguró haber hablado con Escobar para que le informara lo que ocurrió.

«El paciente llegó en una situación grave, de acuerdo con lo que me dijo, se intentó reanimarlo y lamentablemente no se pudo, el paciente falleció y obviamente lo lamentamos, pero no fue por falta de ventiladores», explicó a ADN.

Esta situación fue negada por el recinto de salud e incluso se le presentó una denuncia por parte del director del Servicio de Salud Metropolitano, Guillermo Hartwig, esta es la primera denuncia de este tipo que se ha tomado desde que inició la pandemia.

Hartwig explicó que el médico no se encontraba al momento de la muerte del paciente en la sala de urgencias y que estos dichos corresponden a una denuncia falsa que provocó alarma en la población.

Además, el especialista aseguró que el día que ocurrió el deceso de esta persona, había dos ventiladores mecánicos completamente disponibles para su uso. Sin embargo, ahora será una auditoría médica la que determine los motivos del fallecimiento de los pacientes.