Una nueva página deshonrosa escribió el Servicio Nacional de Menores (Sename). Ahora resultó que nueve menores huyeron de una residencia en Rancagua.

Los hechos ocurrieron este domingo en horas de la tarde, específicamente en la casa Catalina Kentenich, administrada por fundación María Ayuda.

Todo salió a la luz pública cuando una joven salió a comprar y se encontró con los menores. Ellos corrían desesperados descalzos y medio desnudos.

De acuerdo a los infantes, ellos viven en condiciones de malos tratos. Ante esto Camila Valenzuela, mujer que los vio, realizó una videollamada a su madre para dar cuenta de la situación y posteriormente llevarlos a su casa.

Ahora, de acuerdo a la madre de la joven Gabriela Valenzuela, los pequeños estaban en malas condiciones, sucios y semidesnudos. Por eso, decidió recibirlos en su hogar y alimentarlos.

Cuando Carabineros llegó a la residencia los menores se subieron a los techos y se escondieron en la vivienda. Camila Valenzuela y sus vecinas aseguraron que algunos menores tenían lesiones.

Los menores no desean regresar a la residencia colaboradora del Sename.

Imagen de: biobiochile.cl