Mario Cely, gerente de Andes Flowers, empresa chilena que lleva más de 10 años en el mercado de la floricultura y que se encuentra ubicada en la Región de Valparaíso, se ha situado como una empresa líder debido a sus reinvenciones a lo largo del tiempo, nos cuenta cómo ha sido el proceso de reinventarse en medio de la pandemia, en el mercado de la Floricultura que tiene una basta trayectoria en nuestro país.

Nos cuenta que ha logrado incluso posicionarse en mercados extranjeros a través de la   venta de bulbos de excelente calidad, y también proveer de todos los productos necesarios para la floricultura dentro de Chile.

“Desde muy pequeño fui un apasionado por la agronomía, jamás consideré otra cosa, aunque reconozco que mi última opción era la floricultura por el nivel de exigencia al ser un cultivo altamente perecible y que se trabaja para fiestas específicas”. Finalmente egrese de la Universidad nacional de Colombia, de la Escuela de Agronomía, especializándome en floricultura.

Vine a Chile hace 22 años, por el ministerio de agricultura a una asesoría muy pequeña de 6 meses, en donde yo debía hacer un diagnóstico de la floricultura chilena, se alargó mucho la asesoría (ríe). Ya no existen posibilidades de que vuelva a Colombia, mi esposa e hijos son chilenos y durante todo este tiempo me he dedicado a la floricultura, mi esposa me dice que soy monotemático porque de lo único que hablo son flores, pero es lo que se, me gusta y me apasiona.

Las flores tienen un alto nivel de complejidad.

Siempre ha mencionado  en sus charlas de que si quieren dedicarse a las flores para generar dinero están equivocados, tiene un nivel muy alto de complejidad, al igual que el nivel de deserción y de cosas que no salen como uno espera, pero el motor que te mantiene vivo, es la pasión.

Cree que en este momento estoy en el lugar indicado como gerente de Andes Flowers, ya que puedo colocar todos mis conocimientos a disposición de los clientes, les ayudó a no cometer errores que cometí”

La Floricultura es un tema cíclico.

Todo esto es un tema cíclico, comenta que cuando estaba en la universidad se mostraban videos de la floricultura chilena, se reconocía por el nivel de desarrollo tecnológico mundialmente, cuando vine a Chile esperaba ver algo muy avanzado, pero cuando vi la realidad ¡casi me fui de espalda! podíamos ver, por un lado, una industria de la fruta muy avanzada y por otro, una industria de las flores incipiente, en su mayoría dirigida al mercado nacional.

Antes las flores solo eran para los muertos o fechas en especifico, “comenta”, ahora podemos ver a alguien en el metro llevando flores, incluso en el supermercado, así nos damos cuenta que poco a poco se está desarrollando el hábito de consumo de flores, definitivamente la pandemia ayudó a impulsar el rubro.

Las personas al comenzar a pasar más tiempo en su casa y hacer todo en un mismo lugar, le dieron más importancia a la decoración, a un ramo de flores. Por otro lado, disminuyó la llegada de flores exportadas, lo que entrega la oportunidad a los productores nacionales de vender más, obviamente reinventándose según la necesidad de las personas de no salir de sus hogares.

Reinventarse ya no es opción, es parte de la evolución.

Mario ha sido parte de la reinvención de este mercado ncluso desde antes en el estallido social, en donde todos presagiaban un escenario extremadamente   pesimista.

Cuando se declara cuarentena en Independencia, Santiago, el cual tiene el mayor terminal de flores de Chile, ardió Troya.

El escenario pesimista para la Región de Valparaíso.

Llegó a ver en la región de Valparaíso camiones con flores botados a la orilla de la carretera, no tenían donde vender sus flores. A días de la celebración del día de la madre, se configuraba como el peor de la historia de la floricultura chilena, tratamos de mantener la calma.

“Vi una oportunidad en desarrollar las Redes Sociales y reinventarnos junto a Marca Consciente”.

Comenta que  los pequeños productores debieron dejar de enviar a terminales al por mayor y comenzar a hacer ramos, incluso comenzaron a ir puerta a puerta ofreciendo sus flores, así lograron mantenerse, incluso aumentaron sus ventas, ya que al ser más personalizado podían aumentar sus precios.

Debemos impulsarnos entre todos

Hago un llamado a reinventarse e impulsarnos entre todos, en Andes flowers buscamos educar y entregar contenido de calidad a los productores través de nuestras Redes Sociales, para así contribuir en la mejora de las producciones, obteniendo flores de mayor calidad y mejorando sus ventas, es decir, si a los productores les va bien a nosotros también.

También hace un llamado para preferir a los productores locales de flores en el día de la madre que ya está por celebrarse.

Debemos seguir desarrollando el rubro de la floricultura en Chile, por eso los invito a seguirnos en nuestras redes sociales @andesflowers y visitar nuestro sitio web www.andesflowers.cl para así logremos crecer juntos.