El Departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud de Ñuble inició un sumario sanitario contra un vacunatorio privado de Chillán por el presunto suministro de vacunas anticovid haciendo un pago previo de 15 mil pesos.

El sitio, ubicado en la Avenida Collín 483, y de nombre Vacunatorio Chillán, ofrecía estos servicios mediante redes sociales, incumpliendo además con los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias.

La seremi de Salud de la zona, Marta Bravo, señaló que, en la fiscalización había acumulación y desorden con las vacunas al interior de un refrigerador, además de la presencia de elementos ajenos a las vacunas, como bebidas gaseosas.

Este «servicio» se ofrecía mediante grupos de WhatsApp, generando muchas dudas e inquietudes en las personas, por lo que se hicieron las denuncias correspondientes, señala Cooperativa.