En el marco de la investigación por presunta negligencia durante la pandemia del coronavirus, en la mañana de este miércoles, el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, prestó declaración en calidad de imputado ante el Séptimo Juzgado de Garantía.

Durante su declaración, la ex autoridad indicó: “Se hace una continua referencia a lo siguiente: el reporte diario de Mañalich. Aquí no hay un reporte diario del ministro de Salud a como mejor le plazca. Todo esto tenía que ser explicado con mucho detalle a la ciudadanía, porqué íbamos a tener toque de queda, porqué no íbamos a permitir que la gente fuera a su segunda vivienda”.

“Aquí no hubo un sistema de registro paralelo ni sui generi ni ninguna expresión burlona, lo que hubo es un registro manejado por Epivigila, que necesitó ser complementado con otras fuentes de información”, dijo Manalich.

Al ser consultado sobre las incongruencias en los datos enviados a la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mañalich planteó: “La OMS, independiente de la incertidumbre de lo que representaba un caso sospechoso pidió que en la información semanal se enviara una cifra de posibles casos sospechosos y el Centro de Enlace, dependiente de Epidemiología, lo hacía en forma correcta y periódica”.

Epivigilia es incompleta

Durante el contrainterrogatorio, a cargo del fiscal de Alta Complejidad Centro Norte, Héctor Carrasco, Mañalich insistió en que la principal dificultad respecto del conteo de decesos es que todo dependía de la notificación médica, cuyos registros pueden tener errores, los que habrían influido luego en relación con los 35 mil casos de Covid no notificados, que fueron detectados en julio por la Contraloría.

“La plataforma Epivigila de fallecidos primero tenía errores, pero además era incompleta: se pide a los seremi que concentren la información de su región, y ¿Qué es lo que se hacía en la Subsecretaría de Salud Pública? Comparar o corregir lo que los médicos no ingresan, los informes de laboratorio incompletos, etcétera”, explicó el ex ministro.

Por esta misma dificultad llegó el ex jefe de Epidemiología Rafael Araos a corregir las cifras y actualizar el conteo de los decesos a lo que es hoy en día, cruzándolo con datos del Registro Civil.

La declaración, que se extendió por cinco horas, fue bastante tensa y tuvo varias interrupciones, entre ellas, una del juez Ponciano Salles luego de que el fiscal Carrasco preguntara que «si tiene distintas fuentes de información y hay una que le reportan más que en la otra, ¿Con cuál información usted se queda?».

El magistrado respondió que lo señalado por el persecutor «no tiene un correlato con lo declarado por el doctor Mañalich el día de hoy: había que tomar en consideración una serie de factores, y esos factores no eran solamente numéricos. Y planteada así la pregunta, a juicio del tribunal es completamente engañosa. Entonces o reformula la pregunta, o el testigo no está obligado a contestarla en esos términos».

Los presuntos delitos que investiga el fiscal regional Metropolitano Centro Norte, Xavier Armendáriz, son negativa o retardo de protección o servicio, denegación de servicio, homicidio omisivo y falsificación de instrumento público y homicidio imprudente.

La declaración continuará y puede que termine en esa jornada o extenderse incluso hasta el viernes, pues es probable que la Fiscalía siga haciendo preguntas, y la seguirán los abogados querellantes, ya que la causa reúne las acciones interpuestas por el senador Alejandro Navarro y el alcalde Daniel Jadue.

Además del ex ministro Mañalich, también están siendo investigados el Presidente Sebastián Piñera, la subsecretaría de Salud Pública, Paula Daza, y el recientemente renunciado subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.

Imagen de: duna.cl