La aerolínea Latam anunció este martes que entró en proceso de cesación de pagos y presentó una solicitud ante la Comisión para el Mercado Financiero en la que se organizará bajo la Ley de Quiebras de Estados Unidos, esto debido al gran impacto que ha tenido la crisis por el Covid-19.

Latam S.A y todas sus fililales en Chile, Perú, Colombia, Ecuador y EEUU iniciarán a partir de este martes su proceso de reorganización y reestructuración de dedudas bajo la protección del capítulo 11 de la ley estadounidense anteriormente mencionada.

Además, la medida contó con el apoyo de las familias Cuero y Amaro, así como de Qatar Airways, que son los mayores accionistas dentro de este conglomerado aeronáutico.

¿Qué es específicamente el capítulo 11 de esta Ley de Quiebras?

Aunque se piense que la empresa está quebrada o en bancarrota, esto realmente no es así, solo se trata de un proceso de reorganización financiera de acuerdo a la demanda actual que hay en el mundo, en este caso, de vuelos hacia donde opera Latam.

Para que una empresa se pueda acoger a esta legislación, debe contar con algún activo y proveedor en el país, en el caso de Latam, tiene deudas en varios bancos estadounidenses y mantiene un centro de operaciones en la ciudad de Miami, Florida.

«Cabe destacar que este proceso es completamente diferente al proceso de quiebras, bancarrota o liquidación, Latam de acoge a este proceso para poder pagar a sus empleados, cumplir con obligaciones pagar a proveedores y realizar cualquier otra operación habitual», explicaron dentro del comunicado.

Lo que permite este capítulo es que la empresa no se vea obligada a hacer despidos masivos que perjudiquen a tantas personas, Latam puede seguir volando y operando sin ningún problema, pero estará haciendo en paralelo un plan de reorganización. Si este resulta exitoso, entonces podrá saldar sus deudas y seguir operando sin mayores problemas.

«Este camino representa la mejor opción para sentar las bases correctas para el futuro de nuestro grupo de aerolíneas. Tenemos la mirada puesta en un futuro post Covid-19», señaló Roberto Alvo, CEO de la empresa.

¿Y qué va a pasar con los pasajeros en este nuevo contexto?

Las cosas seguirán igual, es decir, no habrá un impacto inmediato ni en los vuelos, ni en los pasajeros, ni en las cargas, la empresa indicó que seguirá volando mientras de reorganiza.

Recordemos que antes del inicio de la pandemia, Latam volvaba a 145 lugares de 26 países y, además, realizaba unos 1.400 vuelos diarios. Sin embargo, ya para el mes pasado ellos habían reducido sus operaciones en 95% y en mayo habían anunciado despidos.

En cuanto a los empleados pertenecientes al grupo, el comunicado indicó que seguirán recibiendo sus salarios y beneficios laborales de acuerdo a los términos de cada país en los que trabajen.

Además, los proveedores también recibirán sus pagos a tiempo y las agencias de viajes no tendrán afectaciones ni disrupciones en su interacción con el grupo.

AFPs y fondos inversión como opción de financiamiento

En una entrevista para Diario Financiero, Roberto Alvo explicó que están buscando de acercarse a otros accionistas de la empresa como los fondos de pensiones y otros importantes que participan dentro de la compañía.

«No podíamos hablar con ellos antes de que esto se hiciera público», indicó Alvo.

De ser asi, entonces la empresa buscaría a las AFP y otros fondos de inversiones para que participen en el proceso de Washington.