Luego de 6 años de iniciarse su tramitación, y tras distintas trabas y consideraciones por parte de ambas cámaras, el Senado aprobó finalmente el proyecto para regular la dieta parlamentaria y otros cargos de la República.

Esta medida se aprobó con 36 votos a favor, es decir, por unanimidad, por lo que ya están las condiciones para que sea una ley.

Esto último será después de que el presidente la promulgue y aparezca en el Diario Oficial el proyecto introducido en 2014.

Una vez convertido en ley, entonces se trabajará en 30 días para una rebaja transistoria a los parlamentarios, los ministros y los secretarios. En los otros próximos 90 días se hará la rebaja transitoria a las otras autoridades que están regidas por la norma (presidente, intendentes, entre otros).

¿De qué trata este proyecto?

La iniciativa fue introducida en 2014 con la finalidad de establecer nuevos montos para recortar las dietas de distintos cargos públicos del país, esto motivado a que los funcioarios de algunos sectores tienen sueldos que no son acordes con la realidad del país.

Fueron 6 años en los que se produjeron intensos debates sobre este proyecto, incluso hubo oposición en sectores de la izquierda, quienes consideraban que había otras prioridades, finalmente fue ganando adeptos incluso en sectores de la derecha.

Aunque el documento no contempla una rebaja transitoria de 50% como lo pedían los parlamentarios que promovieron el proyecto, entre ellos Giorgio Jackson y Gabriel Boric, sí se aprobó que el Consejo de Alta Dirección Pública sea quien fije esto nuevos montos dentro de un plazo de 30 días.

Esta comisión tomará como referencia la situación económica y los sueldos que tienen los parlamentarios en otros países del mundo.

Una vez culminado este proceso de 30 días, entonces se constituirá una comisión conformada por 5 personas, quienes cada 4 años estarán a cargo de fijar los salarios. El diputado Boric pidió al consejo «soportar presiones y hacer una rebaja sustantiva y no simbólica».

El estallido social le dio más urgencia a esta iniciativa

Luego del estallido social que empezó el 18 de octubre de 2019, una de las exigencias de la sociedad era la reducción de los sueldos en los cargos públicos, hecho que llegó incluso al presidente Sebastián Piñera.

«Vamos a plantear una reducción en las dietas y los sueldos más altos de la administración pública, también propondremos una reducción en el número de los parlamentarios y limitaciones a la reelección», estas fueron las palabras del jefe de Estado cuando ratificó su responsabilidad para reducir los sueldos de los congresistas.

En la actualidad, cada parlamentario chileno gana más de 20 sueldos mínimos, de hecho, Chile figura como el país que mejores sueldos paga a sus diputados de la OCDE.

Actualmente, el salario en bruto es de más de $9 millones mensuales, de ese monto, unos $6 millones son líquidos. Además, las asignaciones parlamentarias son de $20 millones para los senadores y $11 millones para los diputados.

Los mejores pagados de la Unión Interparlamentaria Mundial

Un estudio realizado en el año 2013 por este organismo, determinó que los parlamanterios chilenos ganan una media de 24.599 dólares al año, de cerca le sigue Colombia con un salario mensual de 24.599 pesos.

En el caso de otros países como Estados Unidos, sus legisladores ganan en primedio unos 14.500 dólares, mientras que los japoneses perciben mensualmente unos 11.869 dólares de sueldo, muy por debajo del estándar chileno.

En promedio, en los países de la OCDE la dieta parlamentaria equivale 2,8 veces al PIB per cápita de cada país, en el caso de Chile esta cifra es de 12 veces, la más alta de la organización.

El actual mecanismo para fijar la dieta parlamentaria, surgió en 1980 con la dictadura militar, en este periodo, se estableció que los salarios de los congresistas fueran iguales a los de los ministros de Estado, esto con el fin de evitar que los propios parlamentarios se fijaran el sueldo. Sin embargo, esta medida entró realmente en vigencia en 1990 con el retorno a a la democracia. Desde ese año hasta hoy no ha habido variaciones en este mecanismo.