Unas 3 millones y medio de personas ya han sido vacunadas en Chile a la fecha, y se estima que a nivel global esta cifra suma 249,26 millones de inoculaciones, algo que da esperanza de cara a lo que resta de la pandemia.

Pero, ¿Cuál es la mejor vacuna? ¿Se pueden considerar seguras? ¿Van a funcionar con las nuevas cepas? ¿Qué pasa con el acceso, si no están llegando a la mitad del mundo? Médicos Sin Fronteras (MSF) responde a estas y otras cuestiones claves sobre la vacuna del Covid, un año después del arribo del virus a Chile.

En el contexto de suministros limitados de vacunas, ¿Cuál es el objetivo de la vacunación Covid?

El objetivo de las campañas de vacunación de cualquier país será disminuir la mortalidad derivada del nuevo coronavirus y proteger los servicios de salud ligados al COVID-19. Pero la vacunación por sí misma en un contexto de suministro limitado y por tanto con una cobertura baja no permitirá volver a la normalidad.

Las personas en las que una vacuna funciona bien están protegidas contra la enfermedad, pero no se descarta que puedan infectarse con el virus y transmitirlo, incluso aunque no enfermen.

Esto también significa que deberán mantenerse otras medidas preventivas, como la distancia física, el lavado de manos y el uso de equipos de protección individual.

¿Cuál es la mejor vacuna del Covid desarrollada?

Los diferentes tipos de vacunas se fabrican utilizando diferentes tecnologías e ingredientes. La vacuna ideal es aquella que es segura y eficaz.

Otras características deseables incluyen el precio y la capacidad de aumentar la producción, la forma de administración, el número de dosis, la estabilidad térmica y la naturaleza y persistencia de las respuestas inmunitarias.

Teniendo en cuenta la rapidez con la que se han desarrollado las vacunas del Covid, ¿se pueden considerar seguras?

La seguridad de las vacunas autorizadas es similar a la de otras vacunas conocidas y ampliamente utilizadas. Tradicionalmente, el desarrollo de una vacuna puede llevar hasta 10 años. En caso de emergencia, siempre que haya suficiente apoyo financiero disponible, ese proceso puede acelerarse.

En este caso, los resultados de los ensayos clínicos se evalúan de acuerdo con los mismos estándares y no se suprimen los pasos de seguridad importantes, pero el proceso se lleva a cabo de manera más rápida y eficiente.

Si el cuello de botella está en la producción ¿hay alguna alternativa para aumentar la fabricación y reducir la brecha en el acceso a las vacunas?

Estamos asistiendo a un escenario con enormes tensiones y a unas negociaciones opacas. Hasta ahora el contexto se caracteriza porque los países que más pagan son los que más población tienen vacunada y las farmacéuticas operan mediante acuerdos de compra bilaterales secretos. El acaparamiento de vacunas por los países ricos ha venido a generar una mayor desigualdad en el acceso a vacunas.

Un estudio de la Universidad John Hopkins estima que una quinta parte de la población no tendrá acceso a la vacuna al menos hasta 2022. Un informe del Instituto de Salud Global de la Universidad de Duke, determinó que, a mediados de enero, un grupo de países de altos ingresos donde vive el 16 % de la población mundial había reservado el 60 % del suministro mundial de vacunas.

¿Funcionarán las vacunas contra las nuevas variantes o cepas?

Se considera que el SARS-CoV-2 es un virus bastante estable. En comparación con la mayoría de los virus de ARN, incluido el VIH, el SARS-CoV-2 cambia mucho más lentamente a medida que se propaga. La mayoría de las mutaciones son pequeñas. Muchas mutaciones no tendrán ninguna consecuencia en la capacidad del virus para propagarse o causar enfermedades.

No obstante, recientemente han surgido varias mutaciones que han tenido un impacto en la capacidad del virus para propagarse y enfermar. Algunos estudios sugieren que algunas vacunas son menos efectivas contra la nueva cepa procedente de Sudáfrica. Sin embargo, a día de hoy no existe evidencia definitiva que sugiera que las vacunas sean menos efectivas contra la actual cepa dominante del virus SARS-CoV-2 aunque esto podría cambiar en el futuro.

¿Previenen las vacunas de la enfermedad, la forma grave de la misma, la hospitalización, la muerte y la transmisión?

Varios ensayos clínicos mostraron que las vacunas aprobadas en la actualidad son muy efectivas para prevenir el Covid en todas sus formas sintomáticas, incluidas las graves y también en reducción de la mortalidad en personas a partir de los 16 años. De lo que todavía no hay certezas es de cuánto dura la protección.

Hasta el momento, solo se dispone de datos limitados sobre la protección en niños pequeños, mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas.

¿Por qué es tan importante la temperatura de las vacunas?

Además de garantizar que haya suficientes vacunas Covid, necesitamos que la vacuna sea la más apropiada a un contexto determinado y a una población diana. Asegurar el acceso equitativo a las futuras vacunas del Covid puede requerir un enorme desafío logístico, ya que algunas vacunas requieren condiciones muy exigentes de la cadena de frío.

Por ejemplo, la vacuna de Moderna debe viajar a -20 ºC y la de Pfizer/BioNTech, a -70 ºC, una temperatura inferior a la del invierno ártico.

¿Cuáles son las diferentes formas en que un país puede obtener o comprar vacunas?

Para la mayoría de los países de renta baja y media, existen diferentes mecanismos potenciales de suministro. El Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid. Se trata de un mecanismo de adquisición conjunta financiada por los donantes y liderado por GAVI y la OMS. El suministro de vacunas va directamente a los Ministerios de Sanidad no a las ONG.

¿Qué impacto teme o prevé MSF qué habrá en otras campañas de vacunación?

La escala masiva de las campañas de vacunación contra el Covid implica otro riesgo: la escasez de suministros como viales, jeringuillas, agujas, equipos de protección personal, espacio de almacenaje en cadena de frio y otros artículos. Si todos estos materiales y recursos humanos se utilizan para la vacunación contra el nuevo coronavirus, los programas de vacunación contra otras enfermedades pueden verse comprometidos. Esto debe evitarse.

También nos preocupa que los bloqueos y restricciones actuales en varios países, la concentración de todos los esfuerzos en el Covid y la reasignación de recursos tengan un efecto negativo en otras vacunaciones.

Imagen de: biobiochile.cl