Este miércoles, los medios trasandinos comenzaron a difundir el que sería el nuevo mapa oficial del territorio argentino, que incluye las pretensiones del país vecino en la Antártica, incluyendo territorio que es reclamado por Chile.

También extiende límites marítimos sumando las Islas Georgias, Shetland, Orcadas y Sandwich del Sur y el Mar de Wedell, y según aseguran, habría sido validado por la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

El nuevo mapa, fue ingresado por el Gobierno y aprobado ya por el Congreso el 4 de agosto, por lo que comenzaría a ser usado en las escuelas e instituciones públicas como parte de la cartografía oficial.

“El objetivo es fortalecer nuestra presencia soberana, nuestra actividad económica y promover la memoria con hechos concretos, por los héroes de Malvinas y por otros que dieron la vida en la Antártida”, afirmó Felipe Solá, Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina.

Entre tanto el ministro Allamand rechazó el mapa y el medio argentino Clarin publicó un ácido artículo cuestionando los argumentos del canciller, recordando que argentinos, británicos y chilenos tienen reclamos superpuestos en la Antártica. Destacando que pese a los reclamos ningún país puede hacer uso real de soberanía en el continente austral debido al Tratado Antártico.