El Ministerio de Educación en conjunto con las municipalidades, acordó que se establezca una semana de «pausa pedagógica» en julio y otra preferentemente para las fechas patrias.

Mediante una declaración, los organismos señalan que la pandemia ha impactado en el sistema escolar y para todas las comunidades que tuvieron que implementar medidas de adaptación y flexibilización del año escolar.

«Las solicitudes de pausas pedagógicas serán procesadas por la Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis) y tendrán una duración de hasta una semana de extensión, de preferencia en julio».

Estás pausas pedagógicas podrán ser complementadas también con vacaciones durante la semana de fechas patrias, del 14 al 18 de septiembre.

Desde la Asociación Chilena de Municipalidades señalaron que esta pausa es importante debido al estrés al que han sido sometidos los estudiantes, apoderados, asistentes de educación y docentes.