Con ocho meses de embarazo, Camila Graciano, una mujer brasileña de 31 años de edad, se mantuvo en aislamiento total desde que comenzaron a registrarse los casos de coronavirus en su país, evitando contagiarse. Sin embargo, fue en un baby shower sorpresa el cual terminó siendo fatal para ella, tras contraer Covid – 19.

Las compañeras de Camila le organizaron una fiesta sorpresa para celebrar el nacimiento de su primera hija. Lamentablemente, una de las invitadas estaba contagiada de coronavirus y no lo sabía, porque era asintomática.

Camila Graciano era una paciente de alto riesgo no solo por estar embarazada, además, sufría de hipertensión y diabetes. A pesar de esto, logró evolucionar favorablemente en primera instancia, pero a los pocos días su cuadro médico.

El hospital Santa Casa de Anápolis informó a través de un comunicado: «Camila empeoró súbitamente hasta ingresar a terapia intensiva, luego de una cesárea donde nació una bebé que permanece en la unidad de cuidados neonatales».

Tras haber dado a luz a su bebé de ocho meses, Camila estuvo varios días en terapia intensiva, pero falleció producto de la enfermedad. En lo que respecta a la salud de la pequeña, ella se encuentra en una incubadora y los médicos aseguran que está fuera de peligro, de hecho, está respirando sin asistencia mecánica y evoluciona muy bien al tratamiento.