Hernán Calderón apareció ayer internado en la clínica psiquiátrica El Cedro, en la comuna de La Reina, en Santiago, después de llevar seis días prófugo por una orden de detención en su contra.

Tras la llegada de personal del OS9 de Carabineros a ese recinto, la Fiscalía Oriente, a cargo de la investigación, informó que Calderón Argandoña quedó en custodia de uniformados que hoy lo trasladarán al Centro de Justicia para ser formalizado por parricidio frustrado.

El joven de 23 años se habría internado el domingo tras permanecer prófugo por la presunta agresión contra su papá, el abogado Hernán Calderón Salinas, quien lo denunció el 11 de agosto a Carabineros y se querelló ayer en su contra por los delitos de parricidio frustrado, delitos reiterados de amenazas y delito reiterado de daños.

El querellante narró que su hijo ingresó por la fuerza a su departamento en Las Condes engañando a la asesora del hogar. Ahí habría comenzado a agredirlo con golpes de puños y pies, en presencia de la trabajadora mencionada y de la pareja de la víctima. De acuerdo al texto, el joven empujó a ésta última quien y al caer al suelo, se habría percatado de que el joven portaba un cuchillo con hoja curva de su bolsillo derecho del pantalón. El padre concluyó: “Me ataca de frente, intentando apuñalarme en el estómago, fallando sólo por mi reacción, dándome el ataque en mi antebrazo izquierdo».

Según la querella, al intentar sacarlo del departamento el joven volvió a herir a su papá, esta vez en la mano derecha. Calderón acusa que, tras caer al piso juntos, Calderón Argandoña, encima suyo, le volvió a enterrar el cuchillo en la mano derecha varias veces, él intentó desgarrar la mayor cantidad de tejido posible de mi mano, con el fin asumo dado el movimiento y su acción de amputarla.