Medios internacionales informaron de un triste caso ocurrido en Nueva Zelanda, donde un niño falleció al interior de una lavadora. El menor había ingresado al artefacto para esconderse, pero minutos después lo encendieron para lavar.

De acuerdo al diario New Zealand Herald, el hecho ocurrió en la ciudad de Christchurch el pasado fin de semana. Por el momento no se ha revelado la edad de la víctima ni identidad de los padres.

De acuerdo a los primeros testimonios, el menor de edad habría estado jugando a la escondidas con otros niños en el lugar, por lo que habría elegido la lavadora de la casa para esconderse.

Desafortunadamente, minutos después un residente de aquella casa encendió el artefacto debido a que necesitaba lavar una ropa que había en el interior. Por el momento no se especificó cuánto tiempo estuvo el pequeño adentro, aunque habría sido varios minutos.

Por lo anterior, la policía debió atender un llamado de emergencia que provino desde un barrio conocido como Hoon Hay. El pequeño fue hospitalizado, pero los médicos y funcionarios de salud no lograron salvar su vida.

Debido a esto, las autoridades indicaron que iniciaron una investigación para determinar las responsabilidades en el caso. Por ahora, todo se maneja como un lamentable accidente.

“La policía está investigando las circunstancias de la muerte y el forense fue informado”, expusieron de forma breve a los medios de comunicación.

Desde la familia del niño no se han referido al tema. Quien dio declaraciones al citado medio fue una mujer llamada Karolyn Potter, presidenta de la junta comunitaria de aquel barrio,

“Esta es una tristeza de la que no se puede hablar. Es absolutamente desgarrador”, aseguró Potter, indicando además que darían su apoyo a la familia.

Imagen Referencial.