La lucha contra el Covid-19 no se detiene. De esa manera, la inversión por parte del gobierno que responden a las necesidades sanitarias y de salud para detener la grave amenaza que representa la pandemia ha sido brutal.

Hospitales, seguridad, masificación de esfuerzos de todo tipo han marcado el presente de la nación en los últimos meses.

En este contexto, la última buena noticia es la donación de cinco ventiladores mecánicos a uno de los principales hospitales de Valparaíso y Chile, el Carlos Van Buren.

Los mismos, fueron confeccionados por científicos nacionales que, al igual que todos los demás gremios, laboran arduamente para reducir el contagio y la propagación del virus.

Se trata de máquinas que permitirán controlar el flujo que se entrega al paciente. Asimismo, permite monitorear la entrega de oxígeno y la presión sanguínea de quien esté conectado a este ventilador.

El ingeniero Diego Lyon, quien participó en la fabricación de estos ventiladores, señaló que estas máquinas son de última línea, pero que permiten descongestionar la atención de pacientes críticos. En esa misma línea, el seremi de Salud (s), Jaime Jamett, señaló que estas máquinas salvan vidas y agradeció esta alianza público privada que permitió la donación de estos ventiladores.

Cabe destacar que la cifra de inversión de estos cinco ventiladores que fueron donados al hospital porteño, asciende a los 40 mil dólares. El dinero fue donado por la Confederación de la Producción y del Comercio, Mutual de Seguridad Cámara Chilena de la Construcción y la Cámara Chilena de la Construcción de Valparaíso.