La pareja del joven Hernán «Nano» Calderón presentó este lunes una querella contra su suegro por abuso sexual reiterado.

Esta acción se presentó antes el 4 Juzgado de Garantía de Santiago y ahí se establece el delito de abuso sexual contra Hernán Calderón y aquellos que resulten responsables por encubrirlo o ser cómplices.

La querella relata que en 2019 tanto la joven como Hernán Calderón Argandoña se fueron al departamento de Hernán Calderón padre y que no habían tenido mucho contacto ella y el abogado. Sin embargo, todo cambió cuando el hombre llamaba constantemente para preguntar por su hijo.

Ella lo vio como un gesto de preocupación y no le hizo mucho caso, hasta que Calderón empezó a preguntarle por la estabilidad de ellos como pareja, hasta que le empezó a preguntar por ella y su ubicación.

«En marzo de este año (2020), empecé a percibir una actitud extraña por parte del señor Calderón, él se me acercaba bastante y yo sentía que me veía de una manera distinta. Por ejemplo, el 8 de marzo el querellado se acercó a ella mientras cocinaba, la agarró por las caderas y y le dio un beso en cada mejilla, luego me fijo descansa», señala la mujer en la querella.

Además, se contó el incidente del hijo y el padre. El día martes 11 de agosto ambos estaban en el living y Calderón Argandoña recibió una llamada de Laura, la asesora del hogar del señor Calderón.

En ese instante, Nano Calderón le tomó una foto al teléfono de su pareja, ella le preguntó qué hacía y no respondió. «Me dijo que nos vemos en un rato y se retira del departamento.

Después de eso, la mujer no supo más nada de Calderón Argandoña hasta que salió la información de lo ocurrido en su casa y se apareció Carabineros en el departamento en el que ambos vivían para buscarlo por lo sucedido.