Un informe de 31 páginas, firmado por 3 odontólogos, el cual pidió el fiscal José Ortiz, a cargo de la muerte del menor Tomás Bravo en Arauco, da cuenta que hay «lesiones en la boca atribuibles a terceros», pese a que no concluye en la causa de muerte.

Este documento de 31 páginas, al cual tuvo acceso BioBioChile, destaca que se encontraron varias lesiones en distintas partes de la boca, los cuales, según este estudio, deberán someterse a exámenes genéticos.

Dentro de las conclusiones, hay ocho antecedentes que indican que hubo participación de terceros en la muerte de Tomás, pero no hay un nexo explícito con el único imputado hasta ahora, Jorge Escobar.

Además, este reporte daría cuenta que el niño sufrió de abuso sexual antes de su fallecimiento, aunque aún falta realizar varias pericias. Sin embargo, aún deben ser sometidos a examen genético.

«Los hallazgos anteriormente descritos son compatibles con una violación por cavidad oral», señalan los profesionales.

Este informe será clave en la audiencia en la Corte de Apelaciones de Concepción, aunque aún se manejan causas indeterminadas de muerte.

Por su parte, personas han cuestionado la validez de este informe, ya que el mismo es de carácter privado y con acceso exclusivo por BioBio.