Está más que claro que los plásticos causan daños irreparables al medio ambiente y que millones de toneladas terminan en el mar, provocando contaminación y la muerte de especies.

Para tener una idea más clara: de acuerdo a datos de EuropaPress, una botella de plástico tarda, al menos, 500 años en degradarse en el mar.

Es decir, si Cristobal Colón hubiese llegado con plásticos a América, esos residuos quizás todavía estarían en el continente.

En este contexto, una nueva fotografía que evidencia el daño que causa el material plástico y de su permanencia en el tiempo.

Durante una limpieza que realizó un particular, pidió reserva de identidad, en el sector de la Caleta Grande de Cocholgüe, ubicada en la Provincia de Concepción, a minutos de Tomé halló un particular sachet de shampoo.

Se trató de un pequeño envase de la marca Sedal, que de acuerdo a fuentes y registros era comercializado en los años 70 y 80.

En registros de Internet se pueden encontrar blogs donde se recuerdan antiguos productos, entre ellos, el sachet de shampoo Sedal.

Plástico por doquier

Al igual que en muchos otros sectores aledaños al mar, el problema de la basura es una constante en la Caleta Cocholgüe.

Sólo en el par de metros donde apareció el envase de shampoo se llenaron dos bolsas con basura arrojadas por los visitantes, explicó la persona que se contactó con un nuestro medio.

Y en febrero de este año un ciclista que transitaba por el Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén, en la región del Bío Bío, encontró el mismo artículo.

Imagen de: biobiochile.cl