Un grupo de por lo menos un centenar de personas habrían sido vacunados por dos veterinarios en Calama. La inoculación es contra enfermedades caninas, entre ellas el Covid.

Esta situación se dio a conocer gracias a un sumario realizado por la seremi de Salud. Este informe explica que se suministró la vacuna óctuple que se usa en animales.

Uno de los veterinarios también se vacunó

El faculto afirmó que en experiencias de otros países, entre ellos Argentina, existen experiencias exitosas. Estudios señalan que la tasa, si bien es menor, protege contra el Covid.

“Inmunización cruzada con vacuna coronavirosis canina como tratamiento preventivo, en seres humanos con riesgo de contagio y desarrollar la enfermedad por coronavirus Covid-19”, era el nombre del documento y que fue distribuido entre profesionales de Loa.

Esta acción, ocurrida en abril de 2020, fue dada conocer a través de la versión entregada por el profesional, que incluso se auto inoculó con el medicamento.

“C.P.C. declara pertenencia, elaboración y difusión de documento mencionado que se inmunizó con coronavirus canino. Además, indica que proporcionó vacunas a personas interesadas en inmunización cruzada, pero que no aplicó vacunas”, aseveró el su declaración entregada al seremi de Salud.

Asimismo el médico veterinario aseguró llevar el registro de 12 inoculados y distribuir otras 25 dosis. Por lo anterior fue sancionado al pago de una multa de 180 UTM por incumplir la norma sanitaria y ejercer como médico cirujano.

No es la primera vez en Calama

Para octubre del 2020 una clínica veterinaria ofrecía este tipo de vacunas gracias a una medico veterinaria quien reconoció la situación.

La profesional también se auto administró la vacuna óctuple con fin de generar anticuerpos contra el Covid mientras las denuncias se multiplicaron.

“La señora me comentó de lo que ella estaba haciendo, es decir, que se había vacunado con la vacuna de coronavirus canino para hacer unas pruebas, en ese entonces yo estaba muy asustada y decidí que ella me colocara la vacuna por voluntad propia”, indicó uno de las pacientes al expediente de la Seremi.

“Ella vacunó a mi esposo y a mis dos hijos de 10 y 7 años durante el mes de mayo. Nos colocaron dosis cada 15 días”, agregó.

“La dueña dijo que vacunó entre 70 a 75 personas y le restaban 90 dosis más. Que los pacientes no presentaban síntomas y hasta me la ofreció”, sostuvo otro paciente.

Multas aplicadas

También ante este caso se abrió una investigación sanitaria. El sumario indicó que se debía aplicar una multa de 200 UTM a la veterinaria. “Se aplicará la sanción por gravísimas infracciones a la normativa, por haber inoculado vacunas de uso veterinario en seres humanos, sin la correspondiente autorización”, reza el escrito.

Finalmente desde la Seremi de Salud afirmaron que ambos casos serán indagados por la Fiscalía local.

Imagen Referencial.