Por primera vez en Chile una mujer trans podrá cumplir su condena en un centro penitenciario femenino, luego de que el Registro Civil reconociera su cambio de género registral.

La mujer, que cumple condena en el Centro de Cumplimiento Penitenciario Antofagasta (CCP), será trasladada en los próximos días al Centro Penitenciario Femenino de la misma ciudad.

El jefe regional del Instituto de Derechos Humanos (INDH), Paulo Palma, detalló que el traslado será posible gracias a un trabajo colaborativo de más de cuatro años, con la dirección regional de Gendarmería y los diversos planes de capacitación que se han realizado.

En solo dos meses la mujer saldrá en libertad y durante ese periodo estará sola en una celda para favorecer su intimidad y bienestar, mientras que un paramédico monitoreará su salud y seguridad.

Para que el traslado se lleve a cabo de la mejor manera posible, el pasado 18 y 19 de noviembre el INDH, junto a la Unidad de Derechos Humanos de Gendarmería, realizaron una jornada de sensibilización y capacitación a gendarmes de la región, sobre los derechos de las personas LGTBIQ.

En ambas jornadas se abordaron temas sobre sexo, identidad de género y expresión de género, además del trato y reconocimiento social de las personas trans.

Paulo Palma, señaló que: «por primera vez en la historia de nuestro país, se reconocen los derechos de las personas trans privadas de libertad y se le permite a una persona cumplir su condena en un penal acorde a su identidad de género».

«Esto sienta un precedente en Chile y seguiremos trabajando en la promoción y defensa de los derechos humanos de todas las personas», agregó.