Viña del Mar hará una histórica intervención de 9.200 árboles en el marco del Programa de Podas 2020 que empezó a llevar adelante la Sección de Parques y Jardines del Departamento de Servicios del Ambiente la Municipalidad.

La idea de esta poda, de acuerdo con lo explicado por el ente municipal, es eliminar el polvillo y el polen de los árboles con la finalidad de prevenir alergias y otras enfermedades respitatorias en la población durante los próximos meses.

Esto principalmente por la falta de lluvias, ya que las hojas de los árboles no se han podido limpiar y, por ende, acumulan muchas particulas.

¿Cuánto tiempo durará el Programa de Poda 2020?

Este programa tendrá una duración de 3 meses, ya que se extenderá hasta el mes de agosto y va a acabar 68 unidades vecinales que pertenecen a los sectores de Viña Oriente, Chorrillos, Achupadas, Miraflores, Gómez Carreño, Reñaca Bajo, Agua Santa, Nueva Aurora y Viña alto.

La alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, indicó en un comunicado emitido por la Municipalidad que que «el programa tiene distintos beneficios como el control de la frondosidad de los árboles para evitar que las luminarias públicas queden tapadas por las hojas, de esa forma se logra mayor luminosidad y se contribuye a una mejor sensación de seguridad».

Ambiente aclara que es un control de follaje

El director del Departamento de Servicios del Ambiente, Waldo Ceballos, expresó que los árboles tienen como objetivo una función ecológica muy importante. Sin embargo, también retienen partículas y otros componentes que favorecen las alergias.

El funcionario explicó que la poda de estos árboles va a permitir que se bajen los niveles de contaminación. «También ayuda con la parte vegetacional de la especie al brotar con mayor fuerza y con el follaje adecuado a los espacios urbanos, aumenta su luminosidad natural y la ventilación de estos espacios».

Dentro de los objetivos que se tiene con esta poda, está el de eliminar todas las ramas secas, muertas o rotas con el fin de evitar riesgos en la ciudadanía. También se busca equilibrar el normal desarrollo de los árboles, ya que se rebaja o se eleva la altura de su copa

También se busca la eliminación de ramas que interfieren en el cableado eléctrico, despejar visibilidad en señales de tránsito y regular el desarrollo del sistema del árbol.

Todo lo que se pode durante este operativo, se trasladará a la planta de compostaje ubicada en el sector Terrazas de Sausalito, ahí se podrán chipear para generar insumos orgánicos que permitan abonar los jardines de la ciudad, colaborando con el ecosistema del municipio.

«A mí en lo personal me parece que la poda es necesaria porque, hoy día que la seguridad es tan importante en la actualidad, los árboles frondosos obstruyen las calles y las luminarias», expresó Reginato durante el lanzamiento del programa.

Ya algunas zonas de Viña del Mar han empezado a recibir funcionarios dedicados a este operativo. Sin embargo, paulatinamente irán llegando a otros sitios para hacer las intervenciones que consideren necesarias de acuerdo con los estudios previamente hechos.