Los animales en peligro de extinción son cada vez más en el planeta, aunque hay medidas para conservarlos y cuidarlos, la realidad es que hay algunas personas que no entienden esta situación.

Es así como, recientemente, un grupo de cazadores furtivos en Kenia acabaron con la última jirafa blanca hembra del mundo, pues la asesinaron sin motivo alguno.

El animal estaba en la reserva Ishaqbini Hirola, ubicada al sureste de Kenia, a pesar de los esfuerzos por cuidarla y protegerla, no pudieron lograrlo, hasta el momento no se conoce de ninguna otra hembra viva.

«Somos la única comunidad en el mundo que custodiaba las jirafas blancas, representa un golpe importante para la comunidad en pro de conservar a las especies únicas», señaló el director de la reserva.