Enrique Paris, Ministro de Salud, detalló que los dos millones de dosis que llegaron al país se utilizarán como primera dosis y los subsecuentes como segunda.

De esta forma se distribuirán 24.000 dosis en la región de Arica y Parinacota, 36.000 en Tarapacá, 67.200 en Antofagasta, 28.800 en Atacama, 81.600 en Coquimbo, 195.600 en Valparaíso, 808.800 en la Región Metropolitana, 97.200 en O’Higgins, 110.400 en el Maule, 50.400 en Ñuble, 163.200 en el Biobío, 97.200 en La Araucanía, 39.600 en Los Ríos, 86.400 en Los Lagos, 12.000 en Aysén y 18.000 en Magallanes.

En total, serán 1.916.400 dosis las que se comenzarán a repartir en todas las regiones del país para comenzar a vacunar a la población mayor de 90 años desde el próximo miércoles 3 de febrero y paralelamente a personal de salud de la Atención Primaria.

Las dudas de la vacunación

Tras el anuncio en los distintos municipios hubo más dudas que certezas en los alcaldes y alcaldesas. Y es que poco y nada les avisaron respecto a este anuncio y la logística de cómo será la distribución de las vacunas, tampoco.

De hecho las esperanzas están puestas en este viernes, día que la Seremi de Salud ha citado a los alcaldes a reunirse de manera virtual para poder dar a conocer cómo será el proceso local de vacunación. Eso sí, advierten los ediles de manera privada, cumplir con las fechas de vacunación previstas es un desafío complejo. Más aún si se tiene la vacunación contra la influenza de 2020 como experiencia previa, principalmente en la inoculación de adultos mayores, el grupo de mayor riesgo.

Uno de los primeros municipios en reaccionar fue el de Olmué. Desde ahí, informaron que se encuentran desde hace varias semanas trabajando en la planificación y logística del proceso.

Consultado el municipio de Nogales, indicaron no haber recibido aún detalles del proceso. En el caso de La Calera, Robinson Vergara, alcalde de la municipalidad, indicó que habían sido informados del arribo de las vacunas por parte del intendente Martínez el día miércoles.

El alcalde de Quillota Luis Mella se toma el anuncio con calma. De hecho, pese a que tiene ya el plan de acción definido, advierte que no se llegarán a las fechas tal como están en el calendario presentado por el gobierno. Como argumento presenta el plan de 2020 para vacunar contra la influenza.

Todo preparado en Quillota

Mella, médico de profesión, plantea que el calendario es una referencia para los municipios, más no fechas que deban cumplirse al pie de la letra. “El cronograma es referencial, la vida funciona de otra manera”, dijo el alcalde.

“Nosotros con la información que dio el Presidente armamos algo que tenemos listo. Ahora, no ha habido una información directa del seremi, la que tiene que aterrizar. Tenemos miles de interrogantes”, planteó Mella.

Pero la hoja de ruta está planteada. Mella indicó que el centro de vacunación de Quillota será la Escuela México, ubicada en el sector Said y a pocos metros del Centro de Salud cardenal Raúl Silva Henríquez, el que se definió como el centro que recibirá y almacenará las vacunas.

Vacunación a domicilio

Con la Escuela México como centro masivo de vacunación la duda tiene que ver con los primeros segmentos que se vacunarán, los adultos mayores. Acá Mella ya tiene claridad.

“A los mayores de 90 años los vamos a vacunar en sus casas o domicilios. Eso estará a cargo de la Casa de Acogida. Lo mismo ocurrirá con las personas que están postradas o tienen problemas de movilidad. Esperamos cumplir con los mayores de 90 y luego iremos bajando la edad. Cuando fue la vacuna por la gripe vacunamos entre 30 y 50 personas al día”, recordó Mella.

Sobre las personas que no son Fonasa, deberán inscribirse en una plataforma que dará a conocer el municipio en los próximos días. «La vacuna es de acceso universal, pero no tenemos los datos de quienes están en Isapre, Capredena u otros sistemas que no sean Fonasa. De manera inicial vacunaremos a todos los mayores de 80 años en sus casas, pero esperamos dar más cobertura».», recordó Mella.

Imagen de: soychile.cl