Raquel Argandoña rompió el silencio y habló de «Nano» Calderón, llorando y como mucha tristeza señaló que su hijo no había asesinado a su padre, que de eso estaba segura.

En una entrevista refirió que «Para mi hijo, Hernán era un súper papá. Y cuando se entera de estos WhatsApps, y de las posibles tocaciones, obviamente no puede entender que su papá le haya hecho tocaciones a su polola. Es muy fuerte».

Asimismo, al ser consultada sobre las motivaciones de lo sucedido, Argandoña comentó sobre la querella en contra de Calderón padre por el delito de abuso sexual en contra de la polola de su hijo, destacando:

«Yo vi los whatsapps con fecha de marzo. (…) Cuando los hombres ven eso, hay una intención. Yo te juro que es una pesadilla en la que no me gustaría despertar. Cada minuto que pasa yo no puedo entender lo que pasó. En qué fallamos».

No obstante, hizo hincapié en decir «Somos una familia muy expuesta y es por mi trabajo que mis hijos también se ven expuestos (…) Yo no justifico lo que hizo mi hijo, necesita un castigo, pero él debe tratarse».