La región de Valparaíso sigue sendo la segunda zona del país más afectada por la pandemia de coronavirus que ha afectado a Chile desde marzo de este año, mientras que la RM sigue siendo la primera y epicentro de la enfermedad.

Sin embargo, en la región se llegó a un histórico récord que supera los 3.000 casos de Covid-19, mientras que el número de casos diarios llegó a los casi 200.

De acuerdo con el último informe diario emitido por el Ministerio de salud, al día de hoy, Valparaíso tiene 3.037 casos, mientras que los casos diarios aumentaron a 195, la cifra mas alta desde que se conoció el primer paciente contagiado a nivel regional.

En cuanto al porcentaje de incidencia de casos, se reporta 3,20%, mientras que en la RM sigue siendo el valor más alto de 80,38%.

La tasa de mortalidad continúa siendo más alta en Valparaíso que en la RM, en la primera se registra 2,07%, mientras que en la segunda esta es de 0,95%.

Situación sigue siendo delicada

Para poder paliar esta situación, el gobierno regional decidió aplicar una «cuarentena centralizada» que consiste en que, aquellos casos activos que no tengan una vivienda o  un domicilio en buenas condiciones para poder realizar su aislamiento, entonces pueden ir de forma voluntaria a una residencia sanitaria.

Sin embargo, si la persona se abstiene o muestra negación a pesar de que no cumple con las condiciones, entonces se hará uso de la fuerza pública.

Alcaldes y autoridades han solicitado en reiteradas ocasiones una cuarentena para los sectores más afectados o la región en general Sin embargo, hasta la fecha ese pedido no se ha concedido porque se considera que no están dadas las condiciones, aunque ya no se descarta tomar la medida.

«Valparaíso es clave para la contención de Santiago hoy día, si se genera una explosión similar en Valparaíso (en referencia a los casos), entonces vamos a estar en problemas graves, me parece que hay que tomar en cuenta no solo opiniones expertas, sino también tener un diálogo permanente con las bases sociales», dijo a 24Horas Flavio Salazar, director del Instituto Milenio de Inmunología.

Desde el propio gobierno también han expresado su preocupación por lo que ocurre en la región, sin embargo, las medidas han sido el incremento de controles sanitarios en las rutas de acceso y el traslado a las residencias sanitarias.

El mismo ministro de Salud, Jaime Mañalich, indicó recientemente que los números «no avalan» el decretar una cuarentena y que, por lo tanto, la ciudadanía debe cumplir con las medidas establecidas para evitar el brote y así no llegar a ese punto.

Además, se han producido brotes en zonas altas como el ocurrido recientemente en Forestal donde 17 personas dieron positivo y se tuvieron que aislar a varias familias.