La fiscalía de Copiapó terminó su investigación sobre un caso de pedofilia. El caso fue argumentado en audiencia de juicio oral, instancia en que se obtuvo la condena del acusado.

Por el delito de abuso sexual contra de una menor de edad ocurrido en Tierra Amarilla fue sentenciado sujeto a diez años de prisión efectiva.

Los informes presentados por el fiscal de la capital de Atacama, Guillermo Zárate Chacana, determinaron el rumbo del juicio. De igual manera Zárate explicó que en los delitos de abusos sexuales son complejos de acreditar por las características que presentan. De igual manera: “Es lamentable cómo a veces la prueba testimonial de las víctimas, que lleva gran parte del peso de la prueba, se pierde al no existir evidencia científica que indagar”.

En cuanto al caso en cuestión, la Fiscalía Local de Copiapó supo de la denuncia e inició las diligencias respectivas a personal especializado de la Policía de Investigaciones. Los funcionarios pudieron reunir antecedentes que llevaran a establecer la responsabilidad del imputado.

El acusado es cercano a la familia de la niña y visitaba su domicilio de manera frecuente. De manera paralela la afectada fue derivada a la Unidad de Atención a Víctimas de la Fiscalía Regional.

“El resultado de las pericias ordenadas por la Fiscalía llevó a la convicción que el imputado, quien no contaba con antecedentes penales anteriores, tuvo participación directa en los hechos denunciados, motivo por el cual el Ministerio Público redactó la acusación en su contra para luego presentar los medios de prueba ante los Jueces del Tribunal Oral”, dijo el fiscal Zárate.

En el juicio, se le determino la condena al hombre por su responsabilidad en calidad de autor reiterado del delito de abuso sexual impropio. Por lo anterior fue sentenciado a la pena de 10 años de cárcel.

Imagen Referencial.