Un hombre de 55 años quedó con 12 años de prisión tras ser declarado culpable por el delito de violación y abuso sexual en contra de su hijastra.

El Tribunal Oral en lo Penal de Iquique llevó adelante el juicio de la mano de la fiscal en Delitos Sexuales Camila Albarracín, quien acreditó que durante 2009 a 2015 iniciaron los abusos en contra de la víctima.

El hombre, de iniciales C.E.M.V, y de nacionalidad Peruana, inició las tocaciones aprovechando que la familia de la víctima paraba por una situación precaria y a cambio le ofrecía dulces y otros objetos.

En el juicio se presentaron familiares de la víctima, quienes develaron varios hechos, también el médico que confirmó las lesiones y el psicólogo, por lo que se resolvió la pena de 12 años de cárcel.