El seremi de Salud, Francisco Álvarez, ya fue dado de alta de la Clínica Ciudad del Mar tras haber pasado por una situación muy delicada producto de su contagio con el Covid-19.

Álvarez llegó a necesitar de respiración mecánica y su pronóstico era delicado, ya que también presentaba una condición respiratoria previa, pero logró recuperarse y salir del respirador.

Ahora señaló que está en su casa y «disfrutando una segunda oportunidad en la vida».

«Es bastante complejo porque yo creo que nadie estaba preparado para algo así. Ahora, el que sea joven y la costumbre de hacer deporte me ha ayudado a recuperarme rápidamente y estar hoy día en mi hogar», señaló a El Mercurio de Valparaíso.

Además, señaló que espera terminar de recuperarse lo más pronto posible para seguir trabajando por el gobierno y la salud en la región, aunque aún se desconoce de una fecha exacta para este fin.